Volver a INICIO

25 de Agosto
de 2006

La Escuela de Derecho pasó a ser
“Facultad de Ciencias Jurídicas”

La Asamblea 
Universitaria 
máximo órgano 
de gobierno de 
la universidad, 
aprobó por 
unanimidad el 
proyecto de transformación 
de la Escuela 
de Derecho 
que se convirtió en 
"Facultad de 
Ciencias Jurídicas
".



El 25 de Agosto de 2006, 
fue el momento en que se 
dio el paso definitivo en la transformación de la Escuela de Derecho en Facultad de Ciencias Jurídicas. 
Se entiende que la 
conversión en Facultad de 
la Escuela representó, además de un acto de justicia, un avance en la organización misma de la Universidad en su historia jalonada de compromiso 
con la sociedad con quien desarrolla su actividad educativa, de investigación 
y de extensión.

Que los doce años de lucha que han realizado los alumnos, docentes, graduados y no docentes de esta unidad académica de las distintas geografías de la provincia, representa un verdadero ejemplo de compromiso, de esperanza y unión para consolidar un proyecto universitario y proyectarse con fe, con preserverancia, con responsabilidad hacia el destino de grandeza que ofrece- hoy- la Facultad de Ciencias Jurídicas; las posibilidades de crear carreras intermedias en respuesta a las actuales demandas de la sociedad es un nuevo desafío;

 La comunidad educativa de la Facultad de Ciencias Jurídicas hará realidad las metas fijadas y desde sus sedes expenderá el conocimiento a todo el ámbito de nuestra provincia y aún a la región. 
Ya quedó en el recuerdo el temor del cierre de la "Escuela"; la transformación en Facultad de Ciencias Jurídicas es un ejemplo a nivel nacional y como tal merece el más auténtico reconocimiento.

Que la Escuela Superior de Derecho nace por la demanda propia de la sociedad patagónica y con el objetivo 
y compromiso de impartir el conocimiento científico del derecho en su ámbito, siendo esta la única oferta académica pública, gratuita 
y de ingreso irrestricto en la región permitiendo que todos los interesados puedan acceder al estudio del derecho superando una desigualdad manifiesta a la que se veían sometidos todos aquellos que no contaban con medios económicos para trasladarse para seguir su vocación a Facultades de Derecho distantes de la región;

Además de los problemas propios del desarraigo y la eventual posibilidad que muchos de estos 
jóvenes con afán de superarse, una vez establecidos en los lugares de estudios no regresen a la Patagonia, región en la cual se promueve el asentamiento poblacional como una política de estado; 
la gran extensión de su territorio y el bajo número de habitantes en relación al mismo torna 
imperioso afianzar a las familias en sus lugares de origen para promover las econo
mías 
regionales y amparar nuestra soberanía nacional.

Que en este marco de interacción con la sociedad 
de la región es que nace 
la Escuela Superior de Derecho en la Universidad Nacional de la Patagonia, cuya actividad académica comienza el 25 de abril 
de 1994 y a partir de 1.999 
se gradúan los primeros abogados, siendo digno de destacar que entre estos egresados habían personas de distintas generaciones, destacándose un importante porcentaje de adultos, quienes habían carecido 
de  la oportunidad de 
realizar la carrera 
en su juventud;

 

Que la comunidad 
académica de la Ex Escuela Superior de Derecho se encontraba desde  hace 
más de doce años bregando por su transformación en Facultad; en diferentes documentos han expresado esta voluntad que era encabezada por el propio Consejo Directivo de la Escuela Superior de 
Derecho, junto a los 
distintos Centros de Estudiantes de sus 
cuatro Sedes:
Esquel 
Puerto Madryn, 
Comodoro Rivadavia, 
Trelew 

.

 

Después de 12 años de funcionamiento, la Escuela 
de Derecho pasó a ser Facultad de Ciencias Jurídicas, quinta unidad académica de la Universidad Nacional de la Patagónica San Juan Bosco (UNPSJB).
 
Así lo decidió ayer la Asamblea Universitaria que se reunió en el Aula Magna del edificio de Km. 4. 

Esta vez sí se logró quórum, con la participación de 42 asambleístas que votaron 
de forma unánime la aprobación del  proyecto 
que habían presentado 
desde la escuela para la transformación. 

Además, el funcionamiento como facultad contaba con 
el respaldo manifiesto del 
rector Jorge Gil, quien 
había emitido una nota rectoral (la 130/06) detallando las motivaciones que impulsaban el cambio.

 Pero no todo fue unánime 
en la toma de decisiones, 
ya que la Asamblea aprobó un «período de normalización» para que 
la facultad cree sus secretarías y estructura administrativa y para que 
el 40% de sus docentes estén concursados. 

Ese proceso duraría 
hasta 2009. También se definió que el Consejo Académico de la Facultad estará integrado en forma 
provisoria por los 
miembros del Consejo Directivo, quienes serían reemplazados en las elecciones del 30 de septiembre del próximo año. 

Las críticas estudiantiles se manifestaron a la hora de hablar de los concursos docentes.

«Para considerarla normalizada a la  escuela, 
se necesita un 40% de 
los docentes concursados, cosa que, salvo Ingeniería, ninguna de las otras facultades tiene
», 
sostuvo Juan Manuel Duarte, referente de la Federación Universitaria Patagónica.

.

Al culminar la asamblea los estudiantes que habían llegado en colectivos desde las sedes de Trelew, Esquel y Puerto Madryn, junto con los de la sede Comodoro, salieron a las escaleras de la universidad, festejaron con redoblantes e izaron una bandera en el mástil de ingreso al edificio.
«Para nosotros significa un triunfo grande. Es un logro de la lucha estudiantil y de los docentes. Esto significa una mejora en las condiciones académicas, con profesionales que serán egresados de una facultad, después de tanto tiempo», dijo Marcos Heredia, otro estudiante de Derecho.
.

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

contador de visitas
contador de visitas